Portada » Arroz por Educación

Arroz por Educación

El proyecto Arroz por Educación consiste en un comedor escolar en Cachouane, región de Casamance en  Senegal.

Con la cantina escolar en marcha, los niños no tienen que desplazarse a los campos donde trabajan sus madres para comer un poco de arroz. Las madres están tranquilas y aliviadas sabiendo que sus hijos comen todos los días en el colegio, sin tener que desplazarse varios kilómetros hasta su lugar de trabajo.

La cantina escolar sirve comidas 5 días a la semana y la cocina la hacen dos madres cada día por corre turno. Todo ello está gestionado por el comité del comedor escolar, órgano de la asociación de padres de alumnos, y por la dirección del colegio.

El comedor escolar ha mejorado mucho la vida de las familias. Ahora, las madres disfrutan de más tiempo, se reduce la carga familiar y llenan el vientre de sus hijos. Por lo que muestran un enorme agradecimiento a todas las personas que han aportado su granito de arena al proyecto.

Para mantener el comedor abierto todo el año, sirviendo más de 80 desayunos y almuerzos 5 días a la semana, se necesitan en torno a los 5.000 Euros al año.

Provisiones para el Comedor

Para ayudar a financiar el comedor AFIP viene realizando actividades solidarias desde 2015 a través del proyecto Arroz por la Educación. En el año 2019 el Ayuntamiento de Casares a través de los premios Blas Infante también llegan a Senegal.

En la escuela también hay un bote de dinero que se va rellenando con lo que aportan las visitas de los turistas y lo que los jóvenes sacan con el «Konkon», bailes y luchas tradicionales que organizan para amenizar la estancia de los pocos turistas que visitan este poblado. Con el dinero de este bote, la escuela aporta algo de pescado al menú diario de arroz con salsa yaissa, típica en todo el país.