Categorías
Turismo Responsable

Reflexiones para un viaje

El viaje es un medio de unión y comprensión entre los pueblos

  • Informarse antes de la salida es el primer paso del viaje.
  • Aprender algunas palabras es el primer intercambio. Acordarse de los nombres de los guías, camelleros y cocineros es el primer contacto.
  • Descalzarse en una casa musulmana es la primera cortesía.

RESPETO Y COMPROMISO 

Cada cultura, religión y modo de vida se somete a unas reglas y tradiciones que conviene respetar y comprender. El respeto hacia otras culturas se consigue con una actitud sencilla, a veces bien por ignorancia, bien por negligencia nuestro comportamiento puede resultar ofensivo o irrespetuoso. Cada país vive a su propio ritmo. 

  • Se discreto/a en la forma de vestir y en el comportamiento en público.
  • El fotógrafo debe establecer un clima de confianza, y pedir autorización a las personas a fotografiar 
  • Respetar la vacunas aconsejadas evita la introducción de enfermedades en el país visitado. Es importante seguir las recomendaciones de la OMS.
  • El turismo sexual es un atentado a la dignidad humana condenado por la ley y en la mayoría de los casos es promovido por la miseria y la exclusión social. 
  • Durante el Ramadam es preferible evitar fumar y beber durante la jornada delante de nuestros anfitriones. 

EL VALOR DE LAS COSAS ES RELATIVO

La diferencia de nivel de vida entre el viajero y la población del país de acogida, cuando la hay, puede ser origen de malos-entendidos.

  • Ser acogidos por una familia de un pequeño pueblo, equivale en algunos casos a un gran sacrificio. Lo que se ofrece al viajero debe medirse en su valor local. 
  • Los regalos o propinas demasiado importantes desestabilizan la economía local y familiar. Los niños que reciben dinero de los turistas son sacados de las escuelas, ganan más dinero que el padre, y lleva a la falta de respeto hacia los mayores.
  • Los regalos o propinas deben hacerse dentro de un marco de intercambio, en agradecimiento por un trabajo o favor. 
  • Repartir regalos indiscriminadamente entre los niños puede crear situaciones violentas y/o peligrosas. 
  • Los medicamentos deben ser administrados por personal cualificado.
  • Utilizando alojamientos y servicios locales (guías, cocineros, muleros, etc…) beneficiamos directamente a la población indígena. 
  • El mercadeo (regateo) es parte de la cultura comercial de algunos países. A veces, negarse a ello puede ser mal interpretado y puede contribuir al aumento del coste de la vida. 

RESPETO AL PATRIMONIO NATURAL Y CULTURAL

Los recursos naturales y culturales suelen ser los principales atractivos turísticos de un país y la motivación principal del visitante. Los viajeros tienen una responsabilidad directa con el medioambiente del país de acogida. 

  • El agua potable es un bien escaso y valioso que debemos cuidar. 
  • En cada lugar nos informaremos sobre los métodos de tratamiento o eliminación de los residuos. 
  • Los viajeros no deben dejar desechos tras de si. Es por lo tanto aconsejable reducir al máximo los envoltorios desechables antes de emprender el viaje.
  • Es preferible traerse de vuelta los desechos tóxicos (plásticos, pilas, etc…) sobre todo en viajes a países que no disponen de infraestructura de eliminación de residuos o reciclaje.
  • Algunos desechos ( papeles, cartones, etc.. ) pueden quemarse fácilmente con la debida precaución
  • Se agradece a los fumadores por guardar las colillas del día para depositarlas o quemarlas en un lugar adecuado.
  • Las necesidades deben hacerse lejos de los puntos de agua y quemar el papel.
  • Es preferible en algunas regiones el uso del gas u otro medio de combustión al de la madera. Si la opción del gas no es posible, recurrimos a la leña muerta encontrada en el suelo. El carbón de leña es un gran devorador de árboles verdes.
  • Algunos ecosistemas frágiles requieren precauciones adicionales: no salirse de los caminos o pistas, evitar el pisoteo y no utilizar vehículos de motor etc..
  • La observación de animales no debe interferir en su comportamiento natural ni alterar su medio. Es aconsejable mantener una distancia prudencial y evitar los ruidos.
  • Dar de comer a los animales modifica su régimen alimentario y puede ser perjudicial. Los monos por ejemplo, se vuelven agresivos y ladrones.
  • Algunos «souvenirs» forman parte del patrimonio natural y /o cultural de país visitado y deben permanecer allí.